MORINGA, UN SUPER ALIMENTO. #Cuba

Posted on enero 24, 2014

0


La humanidad tiene graves problemas, no siendo uno de los menores la falta de alimentos para un gran porcentaje de la población mundial. Pero la naturaleza nos ofrece soluciones a veces desconocidas, otras infravaloradas y hasta sorprendentes como es la Moringa, un árbol del que habla el articulo que quiero compartir con vosotr@s seguidamente y que les invito a leer con detenimiento.
El origen del nuevo «árbol de la vida»: moringa
La moringa procede de las faldas del Himalaya, en donde la tierra es semiárida y donde florece incluso durante grandes se¬quías. En antiguos escritos sánscritos hindúes ya era conocida como una planta medicinal desde hace unos 2.400 anos. Los primeros egipcios, griegos y romanos apreciaban la Moringa por sus propiedades terapéuticas, y también la utilizaban para proteger la piel, por sus elevadas concentraciones de vitami¬nas A, B, C y D, para elaborar perfumes y purificar el agua para beber. Y en la Biblia se refiere a la planta como purificadora del agua del Mar Rojo.
Ayer y hoy
La historia nos dice que en el An¬tiguo Egipto ya se conocían las virtudes nutritivas de la moringa (Moringa oleífera) y que comían sus hojas, y que también los ro¬manos la usaban como alimento y medicina; además purificaban con moringa el agua para beber.
Hoy sabemos, según estudios científicos, que un ser humano podría sobrevivir comiendo sim¬plemente las hojas, flores y semi¬llas de este árbol, ya que posee de sobra todos los nutrientes que el organismo necesita para sobrevi¬vir confortablemente.
Un contenido asombroso
La moringa es la planta con ma¬yor proteína de la Tierra. El 40% de sus hojas es pura proteína, y tiene cuatro veces más calcio que la leche de vaca, cuatro veces más vitamina A que la zanahoria, siete veces más vitamina C que las na¬ranjas, cuatro veces más hierro que las espinacas, tres veces más potasio que los plátanos… Y tres veces más proteínas que la carne animal y la soja, tres veces más magnesio que las lechugas… y 46 antioxidantes que, como se sabe, ayudan a combatir el envejeci¬miento de los tejidos, así como 36 sustancias antiinflamatorias.
Amoniácidos
El organismo necesita para so¬brevivir 20 aminoácidos a diario. De esos, 9 son esenciales y el cuerpo no los produce: se tienen que obtener de Ios alimentos que consumimos. Pues bien, la mo¬ringa contiene, de los 20 aminoácidos, 18. Y por supuesto, de esos 18, los 9 esenciales. Todo eso en un alimento 100% natural.
La semilla

La semilla contiene un 40 por ciento de aceite, que es de alta ca¬lidad, poco viscoso y dulce, con un 73 % de acido oleico, similar al aceite de oliva. De la moringa se aprovecha prácticamente todo, pero donde realmente adquiere una importancia decisiva es en la alimentación. El carácter mila¬groso de su poder nutritivo se debe a que es una especie que exige pocos cuidados. Crece rápi¬damente hasta alcanzar entre tres y cinco metros en un año y es re¬sistente a la sequía. Esta última característica, unida al bajo coste de producción, convierte a la mo¬ringa en un cultivo más que acon¬sejable en las extensas zonas des¬érticas o semidesérticas del trópico africano, donde existen graves problemas de hambre, des-nutrición y subalimentación.
En la cocina

La moringa ofrece una amplia va¬riedad de productos alimenticios, ya que todas las partes de la planta, incluida la raíz, son co¬mestibles y, como vemos, muy nutritivas. Así que ya podemos ir pensando en platos con las vainas verdes (parecidas a las legum¬bres), las hojas, las flores, semillas (negruzcas y redondeadas) y las raíces de moringa, que también se puede comer cruda, en ensaladas: las hojas y las flores, que son de color cremoso y aparecen princi-palmente en épocas de sequía, cuando el árbol suele perder las hojas.
Como las judías tiernas
Las vainas verdes se consumen cocidas y saben de modo similar a las judías verdes o las habichue¬las; las vainas maduras se hierven en agua con un poco de sal, se abren y se extraen las semillas ya listas para tomar, con un sabor parecido al de los garbanzos, aun¬que también se pueden consumir tostadas.
Las hojas tiernas se pueden cocer añadiéndolas a los caldos, sopas y potajes. El sabor, cruda o cocida es ligeramente picante, en¬tre el berro y el rábano. Para aliñarla se puede utilizar el propio aceite, que también se extrae de la planta y que puede sustituir al de oliva perfectamente.
Es deseable que la moringa se use cada vez más como un re¬curso imprescindible para preve-nir la desnutrición y enfermeda¬des relacionadas con la carencia de vitaminas y otros elementos esenciales en la dieta. Es más, si se toma seriamente en consideración esta planta puede conver¬tirse, como producto natural que es, en una de las estrellas de la in¬dustria alimenticia y del comple¬mento proteico es también uno de los proyectos de desarrollo más importantes para la reforestación de amplias zonas de agro¬desierto, en donde las condicio-nes son extremas.

Biodiesel
En el siglo XIX Ilegaba aceite de moringa procedente de planta¬ciones en el Caribe para ser usado tanto en la elaboración de perfu¬mes como para lubricar maqui¬naria. Los remedios caseros con moringa han pasado de genera¬ción en generación en muchas zonas de Sudamérica.
Sin embargo esta planta es uno de los «descubrimientos» más recientes de la ciencia mo-derna; constantemente se le des¬cubren aplicaciones y ahora ha cobrado gran importancia, ya que la Moringa oleífera es una de las especies vegetales con mayor con¬tenido de aceite (35-38%) y de ella se obtiene un biodiesel de gran calidad.
Este cultivo tiene un elevado rendimiento por hectárea y es in¬dicada en zonas semidesérticas, para regenerar la tierra; también posee una acción hormonal bene¬ficiosa para otras plantas.
Desde 2008 se sabe que la mo¬ringa posee cuatro veces más be¬tacaroteno que las zanahorias y que también es beneficiosa para la prevención del cáncer. En la in¬vestigación participaron expertos en biología molecular, química y física del Japón, Francia y EE.UU.
Bethesda, una ONG nortea¬mericana, la esta usando en Ma¬lawi por su riqueza en vitamina A para combatir problemas de ce¬guera y de visión en general.
También se vuelve a utilizar en la potabilización y purifica¬ción del agua. Lo más interesante para los agricultores es que de la planta se extrae prácticamente todo: en una hectárea de terreno se pueden sembrar entre 700 y 1.100 árboles que inician produc¬ción de fruta para semilla a los 12 meses siembra. Una vez el fruto madura y presenta un color pardo oscuro, empieza la produc¬ción de semilla destinada a nue¬vas siembras, o a su consumo tos¬tada, molida para purificación de aguas y miel, o para la extracción de aceite comestible o destinado a la elaboración de biodiesel.
Cada árbol produce anual¬mente unos 4 kilos de semilla (2.800 kg hectárea/año). Como subproducto de la extracción del aceite -que puede ser usado tam¬bién como alimento- se obtiene una torta de Moringa con un 60% de proteína, materia prima para la fabricación de comida o concen¬trados para animales, natural y de alta calidad.
En una hectárea de cana de azúcar se suelen producir 630 li¬tros/año de alcohol a partir de la melaza. De la misma área sem¬brada con moringa se puede pro¬ducir 8.400 litros/año. ¿No está mal, verdad?
BIBLIOGRAFÍA

Miracle Tree. Dra. Monica G. Marcu. KOS Health publications, 2005.
Moringa: Nature’s Medicine Cabinet.
Sanford Holst. Sierra Sunrise Publis¬hing, 2001.

FUENTE: Revista “Cocina Vegetariana”, nº 5 (Mayo 2010)
Enlaces: http://elblogverde.com/moringa-oleifera-un-arbol-de-innumerables-cualidades/
http://www.moringa.es/ , http://espanol.zijapowerteam.com/moringa-informacion.html
http://arcoirisdesalud.com/2010/04/10/con-un-par-de-arboles%E2%80%A6/

Anuncios