Dejen a #Venezuela en paz…siempre.

Posted on febrero 24, 2014

0



Por Abelardo Torreblanca
Venezuela tiene el derecho de vivir en paz y su gobierno merece trabajar por llevar adelante un proceso social que inició el fallecido presidente Hugo Chávez, pero fuerzas internas, alentadas desde allende las fronteras, intentan impedirlo y apelan a todas las artimañas, entre ellas una intensa campaña de prensa y de desprestigio.
En una entrevista reciente, el actual mandatario venezolano, Nicolás Maduro, destacó el poder que tienen los medios y cómo Estados Unidos controla la prensa occidental y la utiliza en su beneficio, sobre todo a la hora de formar estados de opinión sobre aquellos países cuyos gobiernos no gozan de las simpatías de Washington.
Maduro mostró pruebas de la manipulación en los medios y en las redes sociales de la realidad venezolana, entre ellas fotos tomadas en España y en otros países para mostrarle al mundo que en la tierra de Bolívar ocurren violaciones de los derechos humanos, que se reprime el derecho a la protesta, al reclamo.
Todo forma parte de una cruzada, fomentada por la mentira, con la intención de subvertir el orden en el país, un viejo método que ya Estados Unidos promovió en otros países del mundo, siempre con algún interés oculto, que en Venezuela no lo es tanto, porque todos sabemos que la Casa Blanca necesita el petróleo venezolano, tanto como en su día necesitó del de Iraq o Libia. Y ya sabemos la historia de aquellas maniobras yanquis.
Lo peor, sin embargo, es que algunos gobiernos de la región se presten a las artimañas y en lugar de reclamar el respeto a la democracia en Venezuela, al gobierno legalmente electo de Maduro, se apuren en aparecer en los medios con reclamos contrarios a los intereses de nuestros pueblos.
Hubo quienes –mejor no mencionar nombres- llamaron al gobierno a ponerle fin a la violencia, cuando la mayoría de los fallecidos en las protestas o las manifestaciones son simpatizantes del Chavismo, una corriente que cada vez tiene más adeptos en el país.
Venezuela, según uno de los más destacados intelectuales del continente, Eduardo Galeano, paga el precio de ser un país soberano, ajeno a las doctrinas de Washington. Paga por haber erradicado el analfabetismo, por darle facilidades de vida a las clases hasta hace muy poco sometidas.
Es hora de que Estados Unidos deje de pensar en que Latinoamérica es su patio trasero y desista en sus pretensiones de imponer gobiernos, de intervenir, de controlar los recursos naturales, por más que siempre aparezca un Alvaro Uribe presto a brindarse para hacerle campaña.
Es hora de que la normalidad vuelva a la tierra de Bolívar, por todo lo que significa para nuestro continente. Y cómo dijo Maduro, hay que hacerlo en paz, “una paz por la cual soy responsable de velar, aunque no el único”.

Anuncios
Posted in: Exclusivos