Naipes marcados

Posted on junio 21, 2016

0



Los expresidentes de Bolivia y de Perú, Jorge Quiroga y Alejandro Toledo, respectivamente, emitieron el viernes una dura advertencia sobre el propuesto dialogo entre el chavismo y la oposición como mecanismo para solventar la crisis en Venezuela, señalando que la iniciativa solo busca comprar más tiempo para un chavismo que ha conducido al país a la ruina. (Fuente: El Nuevo Herald)

Guillermo Tell

OEAPor lo que dicen y amplifica con delectación la fuente mediática, ambos delatan la frustración experimentada tras la derrota de la maniobra del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, que intentó recurrir al desprestigiado mecanismo de intervención, cuando por el contrario con 19 votos a favor y 12 en contra y dos abstenciones, se le solicitó al mencionado funcionario respetar la institucionalidad del país bolivariano.

De los dos citados ex gobernantes, el boliviano disfrutó de un mandato por sustitución constitucional de apenas dos años y solo obtuvo un 28 por ciento de los votos en las elecciones presidenciales de 2005 ganadas abrumadoramente por Evo Morales. Mientras el peruano culminó su período ejecutivo con uno de los índices más bajos de popularidad.

Son los últimos en deponer en causa común con Almagro, de una lista de 30 ex presidentes de similares talantes que han sido movilizados por los enemigos de Venezuela bajo la solapada batuta del imperio para continuar alentando intervenciones pese al fracaso en la OEA.

Detengámonos en algunos nombres como el español José María Aznar, compinche de Bush en la injustificada ocupación de Iraq, el uruguayo Lacalle, el argentino de La Rúa, echado del poder por la movilización popular, la costarricense Laura Chinchilla, el chileno Sebastián Piñera, de escasas cotas de credibilidad ciudadana, el comprometido colombiano Álvaro Uribe y ¡cómo no¡ el mexicano Vicente Fox. ¿ Quién no recuerda de este último su repugnante “comes y te vas” para evitar en un foro internacional del que era anfitrión la permanencia de Fidel Castro, cumpliendo abyectamente un deseo de Bush?
Todos ellos son los naipes marcados y rotos a los que apelan ahora como cajas de resonancia los poderes en procura de devolver a Venezuela al redil de los obedientes.

Anuncios
Posted in: Opinión