#PERÚ. Los enemigos de #Venezuela

Posted on junio 24, 2016

0



NuestraBandera/Gustavo Espinoza

En nuestro país, los enemigos de Venezuela son muy activos. Se organizaron hace algo más de un año, pero para “camuflarse” y sorprender a la ciudadanía optaron por cambiar de identidad y se llamaron “Amigos de Venezuela”. La vida, los puso al descubierto.

Nunca hicieron lo menos que podría hacer un amigo: tender la mano al país hermano a la hora de las dificultades.

Por el contrario, las saludaron e hicieron votos para que se profundicen y multipliquen. Pero, además, han buscaron agredir a quienes ellos consideran “cercanos” al Gobierno de Maduro.

Bien podría decirse “no es eso lo que hacen los amigos”; pero no importa. Amigos como esos, Venezuela no necesita.

Recientemente en la boca del lobo -en la OEA- la República Bolivariana de Venezuela obtuvo un triunfo estruendoso y brillante: derrotó a Estados Unidos, a los gobiernos reaccionarios de la región, y a Luis Almagro, el oscuro uruguayo que preside la entidad. Tres pájaros de alto vuelo, y de un solo tiro.

Y un tiro, disparado por Delcy Rodríguez Gómez, la aguerrida y resuelta Canciller Caraqueña, que lleva una foto del Mandatario de su país para enseñarla a quienes aún no lo creen. Sí es él. Y fue electo en votación universal, por su pueblo y en limpios comicios validados por la Comunidad Internacional.

Pero es curioso: los que hoy atacan a Venezuela, lo hacen con las mismas armas con las que pretenden demoler a la “pareja presidencial” peruana, a la que también detestan. Por lo pronto, tienen arrinconada judicialmente a la esposa del Mandatario peruano.

Sacaron hace algunos días –como suele sacar un Mago tramposo- un conejo de un sombrero grande, de doble fondo. Se trataba de “una carta”, dirigida por el Comandante Hugo Chávez Frías, presuntamente a Ollanta Humala, enviándole 600 mil dólares, y pidiéndole cuenta por dos millones más.

Habría que ser francamente un idiota de marca mayor para suponer que el Presidente de un país que remite esas sumas de dinero, va a hablar de ellas por correspondencia. Eso, no podría creerlo nadie en su sano juicio, salvo el impoluto Señor Fiscal de Lavado de Activos -Germán Suárez Atoche- quien, alentado quizá por extraños intereses, tomó la “misiva”; sin siquiera hacerle la más elemental prueba de autenticidad.

Presentada ante el Tribunal que ventila el caso, el Juez Richard Concepción Carhuancho, la “validó”; y dispuso que, “por cautela”, la Heredia fuera impedida de salir del país en los próximos cuatro meses.

Esa “carta” fue insertada así, en calidad de “Prueba”, en el procedimiento judicial iniciado, para que surtiera un doble efecto.

Por un lado, para que pusiera contra las cuerdas a la esposa de Ollanta Humala, que hoy sufre el efecto demoledor de un booling mediático. Y, por otro, para que ayude a montar una alevosa provocación contra Venezuela y deteriorar -quizá hasta romper- las relaciones que nos unen a ese hermano, y solidario, país.

Pero no fue la única señal de estupidez que dieron estos sorprendentes “amigos de Venezuela”. Sacaron también una sorprendente novela de Política-Ficción, y aseguraron que un pretendido ex militar venezolano había “traído la carta” para convertirse luego en “colaborador eficaz”, en el proceso contra la Primera Dama de la administración que cesa en funciones,

Ese “colaborador eficaz”, adicionalmente, podría haber jugado un “rol decisivo” en la tarea de convencer a los peruanos que el Gobierno de Caracas muestra empeño en destruir nuestra frágil democracia.

Se trata de Moises Boyer Riobueno, un tristemente célebre contador de cuentos, expulsado de Venezuela, Colombia, Ecuador y Brasil por mentiroso compulsivo.

Ese mal, que lo aqueja desde hace ya varios años; lo llevó a inventar distintas, y ridículas historietas.

Así, dijo ser “amigo de Chávez” y luego “desertor del chavismo”. Después, asomó como “piloto” dedicado a “introducir guerrilleros” a Colombia por “mandato” del Comandante Venezolano. Luego, vino aquí para asegurar que Hugo Chávez cobijó al “asesor de Inteligencia” de Fujimori. Y finalmente contó otras fábulas de similar calibre en el Brasil. De todas partes, fue echado por Mitómano. Ahora, ni a la CIA le sirve.

No obstante, la campaña contra Venezuela va mucho más allá. Y no se impulsa solamente desde el Perú. En todos los países de América Latina, y probablemente en todo el mundo, se repite la misma monserga. La ofensiva tiene su punto de partida en Langley, Estado de Virginia, donde se ubica la sede principal de la Agencia Central de Inteligencia de los Estados Unidos.

Los disparos que desde allí se lanzan, son alentados por el Departamento de Estado, y por la Casa Blanca. Es decir, que a ella se suman todos los espigones del Imperio, empeñado -como está- en demoler la resistencia vibrante del pueblo Llanero.

¿Y por qué el empeño de mimetizar en una misma carga explosiva a Venezuela con Humala y, más precisamente con su esposa? Por una razón muy simple: Al Mandatario saliente en el Perú la derecha la impuso muchas cosas y lo doblegó en diversos terrenos: el Modelo Neo Libera, la vigencia de la Constitución del 93 , la impunidad en beneficio de los tagarotes del fujimorismo y García, el apoyo a la Alianza del Pacifico, la suscripción de los TLCs, y otras materias; pero pese al empeño que le puso a la causa, lo logró nunca arrancarle una declaración contra Cuba, Venezuela, o el Proceso Emancipador de América Latina.

Pese a todas sus debilidades e incoherencias, sus precariedades y limitaciones; en ese terreno, Humala se mantuvo firme. Y como Presidente Pro Témpore de UNASUR -abril 2014- respaldó la elección democrática que tuviera lugar en Venezuela y ungiera a Nicolás Maduro como Presidente de ese país. La cita, como se recuerdan, ocurrió en Lima en abril del 2014, y dejó sin habla a todos los áulicos de Imperio. Eso es lo que hoy, no se le perdona. Ni a él, ni a ella. Por eso el Fiscal Suárez Atoche ya dijo que “los delitos de Nadine, también comprometerían a Humala”

En contrapartida a la ofensiva contra el Palacio de Miraflores, en todos los países, se alienta y crece la solidaridad con Venezuela. Y eso, a despecho de las intenciones de la Prensa Grande que adocena las noticias, y aspira a convencer a las personas que en la Patria de Simón Bolívar, impera la violencia y el caos.

Que la versión carece realmente de sustento, lo dicen las redes sociales, que hoy difunden, por Internet, fotos de mercados y grandes almacenes, llenos de productos en la capital venezolana.

La crisis en la comercialización de alimentos y medicinas –organizada y alentada por los enemigos del proceso- está siendo superada por el Gobierno Bolivariano y por el pueblo que, consciente de la naturaleza perversa de la ofensiva planteada, se une y planifica formas de distribución de alimentos y medicinas sin dar sustento a las bandas promovidas por la “contra” activa.

Aunque los enemigos de Venezuela muerdan la almohada, no podrán alzarse nunca contra la voluntad de los pueblos (fin)

Anuncios
Posted in: Opinión