#Chávez y #Fidel

Posted on julio 28, 2016

0



Tomado de: Telesur
En 2011, la Asamblea General de la Naciones Unidas fijó el 30 de julio como “Día Internacional de la Amistad”, instando a todos sus miembros a festejarlo en esta fecha. Conozca una legendaria amistad latinoamericana…

Hay amistades que han cambiado el ritmo de la humanidad, impulsando cambios masivos que transformaron la vida de pueblos. Estas amistades perduraron hasta la muerte de alguno de los amigos. teleSUR te invita a conocer una amistad que marcó el rumbo de la historia.

El líder de la Revolución Cubana, Fidel Castro, sostuvo un vínculo que cambió la América Latina contemporánea con el presidente de la República Bolivariana de Venezuela y Comandante Supremo de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez. “Hoy guardo un especial recuerdo del mejor amigo que tuve en mis años de político activo —quien muy humilde y pobre se fraguó en el Ejército Bolivariano de Venezuela—, Hugo Chávez Frías”, escribió Fidel Castro.

El momento en que los presidentes de Cuba, Fidel Castro y Venezuela, Hugo Chávez, se reunieron por primera vez fue hace 20 años en el Aula magna de la Universidad de La Habana, que abrió las puertas a una relación bilateral enriquecedora entre ambas naciones que aún perdura hasta la fecha. El sueño de Simón Bolívar había iniciado: la unificación soberana e independiente de América Latina.

Hugo Chávez y Fidel Castro, protagonistas de iniciativas de integración regional sin precedentes 

Fidel y Hugo: el vínculo que cambió la América Latina contemporánea

Ambos líderes revolucionarios, queridos por muchos, odiados por otros, construyeron una sólida amistad entre las dos naciones y se embarcaron en la tarea de producir un impacto que cambiaría para siempre la manera de hacer política en la región.

El 14 de diciembre de 1994, un joven soldado pisó por primera vez en su vida La Habana. Recientemente había sido sobreseído luego de liderar una insurrección cívico militar en su país. Cuba fue la última parada de una serie de visitas por Latinoamérica en búsqueda de apoyo internacional para el proyecto Bolivariano que dirigía.

Una amistad en beneficio del pueblo

El gobierno cubano brindó apoyo a Venezuela en dos áreas estratégicas: la educación y la salud. En 2002 arrancarían por iniciativa del Comandante Chávez y apoyo de Cuba las misiones educativas. Con el método “Yo si puedo”, hoy empleado en varios países de América, permitió superar el grave problema de analfabetismo y abrió las puertas para las Misiones Educativas Robinson I y II, Ribas y Sucre que abrirían las puertas al saber a millones de venezolanos.

El mandatario venezolano hizo, además, un llamado a la comunidad médica para participar en un programa que llevaría servicios de salud a las personas pobres en áreas remotas, históricamente excluidas por el sistema de salud nacional. Solo un puñado de médicos venezolanos se sumó a la iniciativa.

En un acuerdo sin precedentes nació el programa Barrio Adentro que creó miles de ambulatorios y clínicas en barrios y pueblos a lo largo del país, cuyo personal de salud estaba integrado por profesionales cubanos. Se debe recalcar los elogios que ha recibido el programa por parte de la Organización Mundial de la Salud y la UNICEF.

En 2004, Chávez y Fidel continuaron fortaleciendo los lazos de cooperación y crearon la Misión Milagro que hasta la fecha ha ayudado a recuperar la visión a más de 3 millones 470 mil 206 pacientes en el mundo entero.

ALBA inició su camino con tan solo dos miembros fundadores, Cuba y Venezuela, luego se incorporaron otras naciones latinoamericanas y caribeñas entre las que se incluyen, Bolivia que se unió en el año 2006, Nicaragua en 2007, y Ecuador en 2009. Honduras se había integrado al ALBA en 2008, pero luego del golpe de Estado que derrocó al presidente constitucional Manuel Zelaya, dimitió de la organización. Recientemente, se han unido naciones caribeñas como Antigua y Barbuda, Dominica, San Vicente y las Granadinas y Santa Lucia.

¡Hasta siempre!

Sólo hay una cosa comparable al placer de hallar un amigo: “el dolor de perderlo”. A dos años de la partida del mejor amigo de Cuba, teleSUR le invita a ver el documental “Chávez y Fidel, hasta siempre”, un recuento de los momentos cumbres de una relación de hermandad cómplice para conquistar “imposibles”.

El documental demuestra que no se pueden hacer grandes hazañas, sin grandes amigos. En la unidad del binomio Chávez – Fidel se unieron dos pueblos, dos naciones, y bajo ejemplo de fraternidad Cuba -Venezuela, se unió la América toda.

Anuncios
Posted in: Opinión