Fidel detuvo el tiempo.#HastaSiempreComandante

Posted on diciembre 3, 2016

0



Por Martha Cabrales Arias

Santiago de Cuba, 2 dic (PL) Fidel murió ”cuando quiso”, no un día cualquiera de noviembre, sino el mismo en que, 60 años antes, saliera desde Tuxpán, México, para desembarcar en el yate Granma por las tierras adonde hoy regresan sus cenizas.

 

El estratega que siempre fue se despide de este mundo y halos místicos acompañan sus funerales como aquel de la paloma posada en su hombro al finalizar la Caravana de la Libertad en La Habana en enero de 1959.

Al paso del cortejo fúnebre, cada cual asimila el deceso del líder desde sus creencias y lo mismo son invocadas la Virgen de la Caridad que Santa Bárbara para desearle paz y pedirle que siga, desde la inmaterialidad, velando por el destino de su pueblo.

Por momentos, durante el recorrido de más de mil kilómetros, la lluvia ha acompañado la triste comitiva y las temperaturas, proverbialmente altas hasta en los meses de invierno, han cedido para favorecer la larga travesía.

Cobijas de ternura han tenido las cenizas en la ciudad central de Santa Clara, al lado de otro guerrillero eterno, Che Guevara, y en otros sitios donde se han efectuado las paradas en el trayecto para llegar mañana hasta aquí desde la oriental provincia de Granma.

Son muchos los combatientes que evocan aquella caravana que los trajo en sentido inverso hace 57 años: uno de ellos, el coronel a quien todos conocen como Vazquecito, quien tuvo la enorme responsabilidad de ser el chofer que condujo al jefe rebelde.

Otros militares, ya retirados, recuerdan también aquel espontáneo desbordamiento popular que abrigó a los barbudos en su tránsito por la Carretera Central, tan cálido y amoroso como este que en estos días de noviembre acoge las cenizas igualmente victoriosas.

Como una suerte de exorcismo, para espantar demonios, han sido estas jornadas de fervor patriótico para traer al Comandante en Jefe hasta su última morada.

Desde acá, saben los cubanos que seguirán los tiempos duros y quizás más complejos y difíciles. Como ‘necios’ siguen apostando al lado de Raúl para honrar del único modo posible el legado de Fidel.
arc/mca

Anuncios