Pueblo vs. oligarquía y sirvientes.#VamosEcuador

Posted on marzo 22, 2017

0



Leonardo Vicuña Izquierdo
Hay dos proyectos confrontados históricamente; por tanto, hay dos programas electorales que se disputan el poder. El de Lenín Moreno responde al interés del pueblo, busca consolidar y ampliar logros y reformas del gobierno de la Revolución Ciudadana, que ha presidido Rafael Correa, en el marco del rescate de la soberanía y dignidad nacionales y de recuperación plena de nuestro principal recurso, el petróleo. Su programa exige acuerdos patrióticos con los diversos sectores, para superar de una vez por todas la actual coyuntura, derivada de la sensible baja del precio internacional del petróleo, que afectó algunas inversiones del Estado; a ello se agregaron los estragos del terremoto. Todo condujo a asumir una serie de medidas restrictivas del comercio (salvaguardias) y fiscales, indispensables para resolver el problema del desequilibrio comercial y presupuestario; y la reconstrucción, como tarea inmediata de gobierno, reconocida por los manabitas y esmeraldeños y criticada en forma egoísta por la oposición, que se negó a aprobar las leyes en la Asamblea, por lo cual el pueblo la castigó en las urnas. Lenín plantea reactivar a plenitud el aparato productivo, reajustar los impuestos, conforme la misma ley lo dispone; utilizar la gigantesca estructura creada, que ahora permite exportar energía. Sobre todo, ampliar los programas sociales a niños y ancianos; a la mujer y sectores vulnerables; a los jóvenes emprendedores y revisar los métodos de selección de bachilleres a las universidades, con el objetivo de que todos tengan acceso a ellas y sobre la base de que se crearán otras carreras técnicas. Es la misma visión en el campo de la vivienda social y del ajuste programado del valor de los bonos, todo en el marco de su plan social ‘Toda una Vida’. En suma, lo fundamental de su programa responde a los principios democráticos y libertarios verdaderos por los que siempre han luchado y luchan las organizaciones políticas y sociales del pueblo. Eliminar, con un gran pacto ético, la corrupción, a todo nivel y en todos los sectores es una prioridad. Nunca más volver a las sucretizaciones, feriados y salvatajes bancarios, coimas y contratos a dedo. La acción internacional seguirá enmarcada en la integración solidaria y la paz. Guillermo Lasso propone en esencia, a título de ‘cambio’, volver al pasado neoliberal del FMI, a los ‘paquetazos’ contra el pueblo, a la utilización del BCE en beneficio de la banca privada; el ‘libre comercio’ con EE.UU., para afectar la producción nacional, la privatización de empresas y servicios públicos (salud, educación, seguridad, etc.); desmantelamiento tributario en favor de los grandes empresarios, volver a las transnacionales petroleras y endeudamiento externo leonino, tal como la partidocracia y sus gobiernos -incluido el de Jamil Mahuad, al que sirvió- lo hicieron. Lasso debe repatriar parte de su fortuna depositada en los paraísos fiscales, en consecuencia, con el reciente pronunciamiento popular en la consulta, ya que, si quiere inversión extranjera y mantener la dolarización, debe dar ejemplo, al igual que sus apoyadores, los millonarios banqueros, los viejos líderes sobrevivientes de la partidocracia, grandes medios y ‘analistas’ a su servicio, junto a dirigentes traidores y algunos extraviados políticos que con él buscan un refugio ideológico: y que ahora se conducen con odio y no con principios, y están ahora cohesionados bajo el paraguas de la derecha, conducida por intereses imperiales y de las ONG extranjeras. (O)

Esta noticia ha sido publicada originalmente por Diario EL TELÉGRAFO bajo la siguiente dirección: http://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/columnistas/1/pueblo-vs-oligarquia-y-sirvientes
Si va a hacer uso de la misma, por favor, cite nuestra fuente y coloque un enlace hacia la nota original. www.eltelegrafo.com.ec

Anuncios
Posted in: Opinión