Mensaje de Daniel Ortega: El #ALBA se convierte en arca de alianzas y arca de unión

Posted on abril 10, 2017

0



Tomado de: ALBA-TCP

Mensaje enviado por el Presidente de Nicaragua, Daniel Ortega,  al XV Consejo Político ALBA-TCP, celebrado en La Habana, Cuba, el 10 de abril de 2017, leído por Sidhartha Marín, Ministro Asesor del Presidente de Nicaragua para Políticas y Asuntos Internacionales.

Querido compañero Bruno Rodríguez,  Canciller de Cuba,

Querida compañera Delcy Rodríguez, Canciller de la República Bolivariana de Venezuela,

Hermanas y hermanos, Ministros y Jefes de Delegación,

El abrazo fraternal, revolucionario, unidos en el compromiso por un mundo mejor, de nuestro Presidente, el Comandante Daniel Ortega, y de nuestra Vicepresidenta, compañera Rosario Murillo. Ellos han preparado este mensaje que leeremos ante este importante Consejo Político del ALBA.

Nos reunimos con fraternidad revolucionaria, nuestroamericana y caribeña, en esta ciudad de La Habana, en esta Cuba heroica, de Raúl, de Fidel, de su glorioso pueblo; Cuba, símbolo permanente de firmeza indoblegable y de dignidad extraordinaria, de luchas y victorias que nos representan a todos los pueblos libres del mundo.

Este Consejo Político del ALBA se reúne en momentos de mayores amenazas a la seguridad y la paz de todos los pueblos del planeta. Nos reunimos en esta ciudad, patrimonio de la humanidad, mientras los imperialistas de la tierra desatan guerras, nuevos ataques, incrementan violaciones al Derecho Internacional, y multiplican el peligro, las catástrofes humanitarias, poniendo en mayor riesgo la estabilidad de gobiernos y pueblos, cuyo derecho a una vida digna y segura, se destruye sin clemencia.

Este Consejo Político de nuestra ALBA-Amanecer se reúne en el espíritu indeclinable y formidable de sus fundadores, Fidel, Hugo, Comandantes eternos de la Revolución imprescindible, en nuestro continente.

Y aquí estamos para reflexionar y debatir desde esa diversidad que nos caracteriza, y esa unidad que nos conforma, y nos confirma, como única y original bandera para las batallas fundamentales de estos tiempos.

Nos reunimos para reflexionar, dialogar y pronunciarnos sobre todas las crisis, y reafirmar con absoluta coherencia que, fieles a nuestros principios, ideales y valores, los pueblos aquí representados, seguimos procurando esperanza, alegría, bienestar y derechos esenciales e inherentes a la vida, en cada uno de nuestros sagrados territorios.

Queremos ratificar nuestra solidaridad con la hermana República Bolivariana de Venezuela, con su Presidente constitucional, el querido compañero Nicolás Maduro, con el PSUV, y con todo su pueblo, quienes han sabido enfrentar con la hidalguía propia de su espléndida historia e idiosincrasia, las más oscuras campañas y las más perversas amenazas contra su dignidad nacional. Nuestro respaldo al Presidente Nicolás Maduro, y a todo su pueblo, segur@s de que esa fuerza espiritual que les conocemos, irá consolidando nuevas victorias.

Nuestra firme solidaridad con Cuba, de Martí, de Fidel, de Raúl, en estos tiempos de desafíos, cuyo alcance todavía no podemos medir, pero sí prever, anticipar y continuar resistiendo, luchando para seguir venciendo.

Nuestro saludo fraternal al compañero Lenín Moreno, a las familias y al pueblo del Ecuador, por esa hermosa victoria de la Revolución Ciudadana, que aplaudimos y ce-lebramos con alegría de herman@s.

Nuestro abrazo, siempre en unidad histórica con los pueblos de este Caribe que nos reúne a tod@s, y en heroico reconocimiento de todos los tiempos de una historia común, de colonialismo oprobioso, esclavitud infame, y alma gigante, capaz de trascender la ignominia y enfrentar chantajes y agresiones con la mirada valiente en el horizonte común.

Nicaragua se ha pronunciado en los distintos foros y eventos internacionales con posiciones claras sobre los distintos eventos que alteran todavía más la paz en el mundo. Hemos rechazado categóricamente la virulencia de las políticas imperiales que constituyen la principal amenaza a la madre tierra, a la naturaleza, al clima, a la seguridad, la cultura y la vida, en todos los confines del planeta.

Hemos sido claros al demandar justicia y equidad, en el funcionamiento de los Organismos Internacionales que consideramos deben refundarse, para estar al servicio de tod@s, sin exclusiones o inclinaciones que cierren puertas al diálogo y a la solución pacífica, política y civilizada, de todas las controversias.

Vivimos tiempos oscuros. Tiempos de tormentas. Tiempos de diluvios. El ALBA se convierte en arca de alianzas y arca de unión, que nos permite esbozar ideas claras, luminosas, que despierten más y más la conciencia de Nuestra América-Caribeña. Queremos avanzar, con todos nuestros magníficos referentes, liderazgos, experiencias, desde el protagonismo de nuestros pueblos, activando todas las formas posibles de participación y movilización, con las banderas y símbolos que nos han hecho fuertes, dignos y pródigos en esperanza y realidades transformadoras.

El ALBA, este día, nos reúne en La Habana, lugar de nacimiento de las revoluciones latinoamericanas y caribeñas, y nos reúne en solidaridad y unidad para fortalecernos y seguir venciendo.

El Gobierno de Nicaragua, en este encuentro fraternal de nuestro Consejo Político, reafirma su categórico rechazo y condena a la irracional y desequilibrada pretensión injerencista de un grupo de retrógrados Congresistas norteamericanos que persisten en el afán, maligno y siniestro, de bloquear económicamente a nuestro País, reintroduciendo la llamada NICA-ACT. Enfrentaremos esta perversidad, avanzando perseverantes en unidad por el bien común.

El Gobierno y pueblo de Nicaragua, mantendrá su buen rumbo. Seguiremos adelante, en nuestro modelo cristiano, socialista y solidario, en alianzas, diálogo, consensos y unidad nacional, para continuar afianzando estabilidad, y alcanzando logros económicos y sociales, con el protagonismo decidido de todos los sectores del pueblo nicaragüense.

Desde este encuentro fraternal en La Habana, el Gobierno de reconciliación y unidad nacional de Nicaragua, el Frente Sandinista de Liberación Nacional, y las familias nicaragüenses, ratificamos nuestro compromiso con un mundo de paz, dignidad y bienestar de los pueblos, un mundo y una América Latina y Caribeña donde prevalezca el respeto a la soberanía, autodeterminación, y a los modelos políticos y sociales que los pueblos decidamos en cada circunstancia.

Desde esta mesa de encuentro fraternal y complementario, declaramos que en Nuestra América, en Venezuela, en Cuba, en todo este continente rebelde, digno, valiente, y consecuente con nuestro legado heroico, seguiremos luchando y acumulando triunfos, reafirmando el vigor y la gloria de nuestros pueblos, hechos, como decía nuestro gran Rubén Darío, para la libertad.

Muchas gracias, querid@s compañer@s.

Anuncios